Valses Venezolanos


TEMAS:
01. MORIR ES NACER
02. COMO LLORA UNA ESTRELLA
03. ANDINO
04. VISION PORTEÑA
05. MAÑANITA CARAQUEÑA
06. CONTICINIO
07. ENTRE AMIGOS
08. LA FIESTA
09. DAMA ANTAÑOMA
10. NATALIA(VALSE Nº 3)
11. MARGARITA
12. QUE BELLAS SON LAS FLORES
13. CREPUSCULO CORIANO
14. JURAMENTO
15. ESQUINA DE LA BOLSA
16. PLUMA Y LIBRA
17. JULIANA
18. LLUVIA
19. BRISAS DEL ZULIA
20. LA PARTIDA
21. SAN JOSE
22. SOMBRA EN LOS MEDANOS
23. CAPRICHO CARAQUEÑO
 

El vals venezolano.

Nuestro vals, de tradición naturalmente europea, adquirió una personalidad muy especial, propia y especialmente rítmica, combinando la división ternaria y binaria del compás, la cual lo distinguió radicalmente del europeo, llamándose desde entonces vals venezolano, aunque manteniendo la estructura armónica y formal heredada de las normas de la tradición europea. El vals venezolano fue el género que más se acercó durante el siglo XIX a la expresión nacional en la música académica. Luego esta forma comienza a perder su carácter popular, esa “alegre y sencilla gracia criolla”, y empieza a tomar carácter de pieza de concierto y a desarrollarse sobre todo en el repertorio de la guitarra clásica.

Destacado pianista y compositor, profesor de piano en la Academia de Música del Instituto Nacional de Bellas Artes, Rafael María Saumell hijo tiene una vasta producción en la que sobresalen sus valses, que le valieron la admiración de sus contemporáneos.

Así, hacia el tercer cuarto del siglo XIX, merecen mencionarse autores de célebres valses como Federico Villena (1835-1899), Teresa Carreño (1853-1917), Rogelio Caraballo, Ramón Delgado Palacios (1867-1902) y Sebastián Díaz Peña (1844-1926), con su célebre “Maricela”. Ya a principios del siglo XX, sobresalen los valses de Pedro Elías Gutiérrez (1870-1954), conocido por su joropo “Alma Llanera” de la zarzuela del mismo nombre, Francisco de Paula Aguirre, autor del popular “Dama Antañona”, Federico Vollmer (1834-1901) y su “Jarro Mocho”, Augusto Brandt (1892-1941), Simón Wohnsiedler, y Laudelino Mejías con su “Conticinio”, entre otros. Aparte del vals, destacan la canción romántica venezolana, el “aguinaldo”, ritmos y aires nacionales de raíz folclórica que inspiraron a nuestros compositores. Es el período romántico por excelencia y con música que cubrió en particular el desarrollo de obras para piano y canciones, fantasías y rapsodias sobre temas operáticos.


		
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s