Armando Molero, “El Cantor de Todos los Tiempos” (Edición Especial)

A. Molero (front) A. Molero (back)

 En el disco:
01. FRANCISCO Y SU GALLO 02. AL SON DE MI LIRA 03. MARACAIBO 04. EL MOÑONGO 05. LOS PESCAOS 06. CON EL SOMBRERO EN LA MANO 07. TODA LA MAÑANA 08. SOBRE LA VERDE MARGEN 09. LA SUEGRA 10. EL COCOTERO 11. DESTELLO DE AMOR 12. TU BOCA 13. CUMPLEAÑOS 14. LA REINA 15. TODO ELECTRICO 16. MARACAIBO FLORIDO 17. TRIGUEÑA PRECIOSA 18. TU ONOMASTICO 19. LA CHIQUINQUIRA 20. CUANDO LEJOS MUY LEJOS
Llegó a mis manos este disco recopilatorio y por mucho que investigo no encuentro información sobre la fecha de su lanzamiento, que debe ser posterior al año 2003. Lo que podemos deducir -sin dudas- es que es una Edición Especial patrocinada por la Gobernación del estado Zulia a través de FUNDAGRAEZ (la Fundación para la Academia de la Gaita Ricardo Aguirre del Estado Zulia, adscrita a la Secretaría de Cultura del Estado, una institución de carácter socio-educativa que busca la formación de ciudadanos comprometidos con su identidad regional. Es una Fundación auspiciada por el ejecutivo del estado Zulia creada por el gobernador, Manuel Rosales Guerrero, el 14 de noviembre del año 2003.)

BIOGRAFÍA: Nació el 22 de noviembre de 1900, no se sabe exactamente donde pero se especula que podría ser en Los Puertos de Altagracia, El Moján, Isla de Toas o Quisiro. Lo que si se sabe con certeza es que desde niño se sintió atraído por la música. Tocaba la guitarra de forma autodidacta con un estilo muy personal y digno de estudios académicos.

Desde 1914 daba serenatas entonando décimas, danzas, contradanzas, valses y bambucos. Su versatilidad interpretativa lo llevó a participar como cantante en la radio zuliana a finales de los años veinte, llegando a ser uno de los primeros cantantes de la emisora: “La Voz del Lago”. En la década de los treinta viaja a la capital y trabaja cantando en la Broadcasting Caracas y la Radiodifusora Venezuela, dando a conocer piezas como: “La Suegra”, “Una flor” y “Las Charreteras de mi capitán” y ganándose el reconocimiento del público nacional. De vuelta la Zulia, labora como cantor diversas emisoras de radio como Ondas del Lago y Radio Catatumbo. El Tuqueque de la guitarra, como le apodaban, se casó con Doña Josefina del Rosario Leal, oriunda del Barrio “El Empredao”, a quien conoció en las noches serenateras donde creció como artista. Los mediodías zulianos eran su escenario radial. Las amas de casa sabían que era hora del almuerzo, cuando a las 12 en punto, la radio transmitía en vivo al cantor de la zulianidad: Don Armando Molero. En su voz se recuerdan temas como: “El cocotero”, “La suegra”, “Maracaibo Florido”, “El Moñongo”, “Los pescados”, “Con el sombrero”, “El beodo”, “Al son de mi ira”, “Josefina”, “El Lázaro”, “El limonero”, “Una tarde”, “Hoy día de tu cumpleaños”, entre otras. En mayo de 1965, su labor es reconocida por el Círculo de Cronistas de la Radio y la Televisión, en virtud a su contribución a la promoción y difusión de la música zuliana. Armando Molero, “El Cantor de la zulianidad” o “El Cantor de todos los tiempos”, murió el 5 de febrero de 1971. Tomado de: http://www.sonidosdelfolklore.com.ve/artistas.

Armando Molero, Otros Recuerdos.

Armando+Molero+Don++2

DESCARGAR

BIOGRAFIA

“El cantor de todos los tiempos” y quizá la primera voz en las ondas hertzianas de la radio zuliana, nació en Maracaibo el 20 de enero 1899. Considerado como el más grande cantautor musical de Maracaibo, Armando Molero fue además un gran guitarrista, con lo cual logró transmitir y preservar el gentilicio zuliano.

Con su voz pastosa y estilo lleno de remembranzas, se inició como cantante en La Voz del Lago, y más tarde constituyó el Dueto Maracaibo, junto a César Villalobos, actuando en la Radiodifusora Maracaibo, de donde salieron con un contrato para trabajar en la Radiodifusora Venezuela y la Broadcasting Caracas, en los años treinta. Armando Molero llegó a alternar con el comediante mexicano Mario Moreno “Cantiflas” y su voz gozó de gran popularidad en el Zulia, gracias a sus composiciones, entre las que destacan “Una flor”, “Josefina”, “ Destellos de amor”, “Feliz Cumpleaños”, “La noche”, “Tu boca”, “Con el sombrero en la mano”, “El cocotero”, “El hijo ausente”, “La suegra”, “El estudiante”, “El Lázaro”, “Trigueña preciosa”, “Voy a partir bien mío”, “El beodo” y “Maracaibo querido”.

Bambucos, valses, danzas y contradanzas eran la especialidad de Armando Molero, un cantante vernáculo, con dotes de serenatero, cuya actividad como compositor es motivo de polémicas, debido a las dudas sembradas por algunos personajes. No cabe titubeo en su trascendencia como el hombre que mejor representó el gentilicio zuliano, y en su labor de defensa a ultranza de nuestra tradición musical. Lila Morillo, el Quinto Criollo, el grupo Candela, Tino Rodríguez, Jesús Sevillano e incluso la Orquesta Filarmónica de Londres han sido multiplicadores de la musa de este icono de la música zuliana, fallecido el 5 de febrero de 1971. Información tomada de “Sabor Gaitero.com”